Cómo ayudar a tu biodiversidad local con 2 simples acciones…

flores jardin

No sé ustedes, pero no son pocos los recuerdos de infancia en los que mis tardes en un parque o en un jardín estaban colmadas por montones de mariposas, chinitas, abejas y libélulas, las que -lo reconozco- muchas veces cazaba por diversión o para algún insectario del colegio. No obstante, al parecer estos últimos años es cada vez más raro toparse con alguno de ellas, por no decir casi imposible… y siendo sincera, mi mea culpa no es suficiente consuelo para asumir los niños cazadores son los responsables.

En un post anterior del blog, vimos un video informativo sobre la preocupante muerte de abejas en diversos países, el cual muestra que esta última década ha sido testigo de la desaparición sostenida de diversas especies de polinizadores, y si bien es cierto que el crecimiento de las extensiones urbanas ha creado verdaderos “desiertos” de cemento carentes de alimento y hogar para ellos, gran parte de esta responsabilidad radica en el uso permanente de plaguicidas cada vez más tóxicos en zonas agrícolas adyacentes a la ciudades, lo cual a su vez se ha traducido en la intoxicación masiva de trabajadores agrícolas y consumidores de dichos productos agrícolas, o sea tú, tu familia, tus hijos… todos, estamos siendo afectados.

Ayudar a mantener tu biodiversidad local, significa aportar con un grano de arena y contribuir a un medio ambiente libre de tóxicos y pleno de variedades vegetales que aportan a tu salud, que te alimentan y que generan el aire que respiras. Para ello te sugerimos 2 simples pero grandes e importantes acciones:

abejas

PLANTAR FLORES AUTÓCTONAS

No es difícil ni costoso, cualquier patio, terraza o jardín por muy pequeño que sea permite alojar una planta amigable con abejas y polinizadores, y por supuesto embellecen cualquier ambiente que los rodee. La zona central nuestro país es muy rica y variada, existiendo especias para todos los gustos, varias de ellas son además medicinales; algunas ideas pueden ser las siguientes: Chagual, Quisquito, Clavel de Campo, Arvejilla, Mariposa de Campo, Tomatillo, Quinchamali, Verbena, Pimpinela, Quebracho, Añañuca, Ortiga Blanca, Lilen, Relicario, Boldo, Colliguay, Amapola, Ajicillo, Capachito y Maravilla de Campo entre otras…

NO USES PESTICIDAS

Hay variadas alternativas orgánicas para combatir plagas de jardín, ya hablaremos de ellas en un próximo post; lo importante es evitar el uso de venenos y plaguicidas químicos ya que éstos quedan adheridos a las flores y el polen, los cuales a su vez, así contaminados, son dispersados a otras plantas, provocando además una reacción en cadena que afecta variados cultivos, inclusive aquellos que utilizamos para nuestro consumo, enfermando y matando a los polinizadores y por ende, afectando al sistema en general.

Si te gustó este artículo, compártelo!…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s